Jugando en el Parque Borunda

Como parte de nuestro trabajo en la Coalición Performing Communities de Esperanza, el jueves 25 de julio del presente año fuimos a llevar actividades de juego al Parque Borunda. Con nuestros amigos del paso el ImproISA comenzamos una actividad que realizaremos mensualmente llamada Picnics de desarrollo. Picnic ya que es en el parque, y además es una palabra divertida. Desarrollo puesto que estamos seguros que el juego y performance es una via para nuestro desarrollo personal, y a la vez, para desarrollar nuevos lazos entre fronteras. En palabras de nuestra maestra Lois Holzman:

A un nivel más amplio, las escuelas instalan las dicotomías trabajo-juego y producto-proceso “a funcionar” con vehemencia. Las escuelas son lugares para el trabajo de aprendizaje adquisitivo y sus productos, no del juego del aprendizaje para desarrollo, en el cual el proceso es inseparable del producto. Lo importante del trabajo es lo que produce—el resultado, el producto. Lo que importa del juego (los que llegan hacerlo) es el jugar—el proceso-y-producto. Estamos tan conscientes e involucrados en el proceso de nuestro jugar, como lo está el producto de nuestro juego. Con el juego escindido del trabajo, y el proceso escindido del producto, el trabajo de la escuela—que es adquirir y demostrar el producto—no da espacio para que los productores (los aprendices) creen el proceso, para jugar. Estas dicotomías están en la raíz de la estructura y del control autoritario de la eliminación del juego y el deseo por jugar, y el predominante aburrimiento en la escuela. (Capitulo 5 del The Overweight Brain, el libro aun no está editado en español, estamos trabajando en esto).

Junto con jugar, el proceso de organizar la actividad, y de realizarla, hicimos acciones para fortalecer a nuestra coalición y para concretar nuestro sueño de terminar las reparaciones al Centro Fred Newman (Si gustan contribuir visita nuestra Campaña aquí). El proceso y producto de este evento fue fortalecer nuestra coalición, encontrarse con amigos, divertirse, usar la imaginación, conocer a nuevas personas, y mucho más que me falta describir, y otro más que es indescriptible.

¡Nada mal para ser nuestra primera actividad de contacto!

Estén al tanto para el próximo Picnic de Desarrollo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *