Fragmento del Cerebro con Sobrepeso, de Lois Holzman

Uno de los proyectos más emocionantes que estamos emprendiendo en nuestra coalición de Performing Communities de Esperanza (con nuestros colegas de ImproISA) es la traducción del último libro de Lois Holzman, nuestra mentora y amiga. Lois nos ha enseñado que cualquier actividad puede convertirse en una que construya comunidad. La manera de redactar este texto está muy apartada del estereotipo de la escritura como actividad solitaria o apartada, o de contar con un producto final,  un libro. Lois escogió hacer su proceso de escribir su más reciente libro The Overweight Brain algo público, disponible en la página de Lois, en donde los lectores pudieron ofrecer entre entregas comentarios, dudas, sugerencias y críticas que informó la redacción de cada capítulo. De esta manera compartiendo la actividad de escribir con una comunidad internacional. La traducción está muy avanzada y esperamos poderla compartir con ustedes pronto.

Por el momento les compartimos un fragmento del segundo capítulo, titulado Lev Vygotsky, El Revolucionario Afectuoso. En este fragmento cuestiona un supuesto muy arraigado de la psicología, en donde se asume que es deseable y positivo ayudar a las personas adaptarse a su entorno social y cultural.

Esto significa que como seres humanos nos adaptamos constantemente a la cultura y a la sociedad que creamos. Pero eso no es todo—no solo nos adaptamos a esa misma cultura y sociedad; sino que después creamos con estas, y luego nos adaptamos a eso, y después volvemos a crear con eso mismo, y así sucesivamente. La clave aquí está en que no solo nos adaptamos. No solo estamos exhibiendo un comportamiento. No solo encontramos nuestro lugar en la vida. No solo hacemos lo que ya se ha hecho. No solo usamos los objetos e ideas que ya se han inventado y pensado. No solo absorbemos lo que ya conocemos. Al contrario, los seres humanos somos creadores de objetos e ideas e instituciones. No solo somos usuarios de lo que vino antes y lo que está aquí ahora. Siempre estamos inventando algo nuevo de lo que ya existe. Transformamos las mismas circunstancias en que estamos. Nos involucramos con el devenir.

En este fragmento nos indica cómo escapar de esta dicotomía entre la autodeterminación individual y el determinismo social. Explica en un lenguaje no técnico la dialéctica entre los ámbitos sociales que nos impactan y transforman, y nuestro poder de modificar estos mismos ámbitos, que subsecuentemente nos impactan y continúan transformándonos. En este proceso, nos dice Lois, es donde yace el crecimiento humano, inclusive más allá de la edad de máximo desarrollo que exponen muchas teorías con etapas de desarrollo.

Estén al tanto de este emocionante proyecto.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *